La pierna artificial con retroalimentación sensorial ayuda a los usuarios a caminar con confianza


La tecnología protésica ha avanzado mucho solo en los últimos años. Pero las extremidades artificiales todavía tienen un gran problema: debido a su falta de terminaciones nerviosas, no permiten que el usuario experimente las mismas sensaciones que de otro modo. Ese es un gran problema por una variedad de razones, una de las cuales es que las personas que las usan tienden a tener menos confianza cuando confían en su pierna artificial porque no proporciona el mismo nivel de retroalimentación.

Esto es algo que los investigadores del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Suiza están trabajando arduamente para cambiar. Han desarrollado un nuevo tipo de prótesis biónica con sensores integrados que revelan cuándo se está flexionando y aterrizando en el suelo. En el proceso, no solo puede alentar una caminata más rápida y segura por parte de los usuarios, sino que también reduce el llamado dolor del "miembro fantasma". Esto se refiere a la extraña sensación que los amputados pueden tener cuando sienten dolor en la extremidad faltante.

pierna biónica retroalimentación sensorial confianza bicicleta prótesis extremidad
Federica Barberi

Los sensores de las piernas se conectan a los nervios residuales en el muslo del usuario protésico, a través de implantes de electrodos. Estos electrodos fueron desarrollados por científicos de la Universidad de Friburgo, mientras que la prótesis provenía de la compañía de prótesis Össur. Ambas partes también estuvieron involucradas con el proyecto. Luego, el equipo de investigación desarrolló algoritmos capaces de convertir la información del sensor táctil y de movimiento de la pierna en impulsos de corriente que el cuerpo puede entender.

En un experimento de tres meses, dos voluntarios amputados por encima de la rodilla pusieron a prueba las prótesis. Encontraron útil la prótesis de detección, ya que les permitió ajustar la marcha al caminar. En una prueba particularmente desafiante, los voluntarios tuvieron que caminar sobre arena, una superficie irregular y blanda. La neurofeedback realista de la pierna artificial les permitió caminar considerablemente más rápido de lo que podían sin la retroalimentación.

No se sabe cuándo una versión comercializada de esta tecnología podría estar disponible para la compra. Sin embargo, un brazo artificial llamado Ability Hand, que proporciona información sensorial a través de la punta de los dedos, se está preparando para salir a la venta en los Estados Unidos. Con suerte, eso sugiere que tales tecnologías están comenzando a encontrar su camino hacia aquellos que realmente las necesitan.

Un artículo que describe la investigación reciente del Instituto Federal Suizo de Tecnología fue publicado en la revista Nature Medicine.

Recomendaciones de los editores